Dra. Grasso: “Quienes egresan de MACyTA pueden aportar soluciones integrales a problemáticas sociales del país” 

por | 24 septiembre, 2019

Dra. Grasso: “Quienes egresan de MACyTA pueden aportar soluciones integrales a problemáticas sociales del país” 

Martes, 24 Septiembre 2019
Dra. Florencia Grasso, directora de la Maestría. Foto: OCI (FCQ, UNC).

 

Florencia Verónica Grasso es Doctora en Ingeniería  por la Facultad de Ingeniería (Universidad Nacional de La Plata, 2013) e Ingeniera química por la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la Universidad Nacional de Córdoba (FCEFyN, UNC; 1997). 

 

Desde mayo de 2019, Grasso dirige la Maestría en Ciencia y Tecnología de los Alimentos (MACyTA), una carrera de posgrado gestionada por cuatro unidades académicas de la UNC, con sede administrativa en la Facultad de Ciencias Químicas (FCQ), de esta Universidad.

 

A fines de agosto pasado, la Maestría lanzó un nuevo periodo de postulaciones para su cohorte 2020. En la actualidad, 17 estudiantes cursan MACyTA: tres son oriundos/as de provincias limítrofes, uno es extranjero y el resto proviene de la ciudad de Córdoba. 

 

En diálogo con la Oficina de Comunicación Institucional de la FCQ (UNC), la Dra. Grasso comentó sobre las características de la Maestría y las principales líneas de acción que se ha propuesto la nueva gestión junto al director alterno Dr. Martín Theumer (FCQ, UNC). 

 

El campo de acción de los y las egresados/as, las tendencias en tecnología de los alimentos y las problemáticas de salud pública en relación con la alimentación en Argentina fueron algunos de los ejes abordados, más allá de las cuestiones específicas sobre la gestión de esta Maestría. 

 

En ese sentido, la Dra. Grasso destacó el rol de los y las magísteres para aportar soluciones integrales a estas problemáticas y gestionar políticas orientadas a tres grandes desafíos: las carencias nutricionales, las enfermedades relacionadas con malos hábitos alimentarios y las enfermedades transmitidas por alimentos (ETA´s).

 

La Maestría se cursa los viernes y sábados, cada 15 días. Foto: gentileza Dr. Theumer. 

 

  • ¿Qué objetivos se han propuesto para esta nueva etapa?

El objetivo principal es el mejoramiento de la tasa de egreso de los y las maestrandos/as. Para ello, planeamos hacer un seguimiento personalizado de cada estudiante, la sistematización de una base de datos con posibles temas y directores/as para facilitar el acceso rápido a un plan de trabajo final y contacto con estudiantes de cohortes anteriores para regularizar su situación respecto a la carrera.

Paralelamente, planificamos gestionar nuevos convenios con sectores, tanto públicos como privados, vinculados a la Ciencia y la Tecnología de Alimentos a los fines de facilitar la realización de la práctica profesional. 

Estamos trabajando en el fortalecimiento de los instrumentos de autoevaluación con miras a la futura acreditación, ya que resultan imprescindibles como retroalimentación para mejorar. Al tratarse de una carrera cogestionada por cuatro unidades académicas, algunas cuestiones operativas se hacen lentas, por lo que pretendemos agilizar los trámites, tanto de la comunidad docente como de estudiantes, estableciendo procedimientos e instructivos para cada caso.

 

Grasso: «Con respecto a la innovación, podemos mencionar el desarrollo de impresoras 3D para alimentos, los recubrimientos comestibles, los envases inteligentes y la cocina molecular, entre otros». 

 

  • ¿Cuál es el principal campo de acción de quienes se reciben? 

Quienes egresan de nuestra carrera se insertan fundamentalmente en el ámbito privado -tanto en empresas del sector alimentario como en el ejercicio profesional independiente- y en el sector público, ya sea como parte de organismos gubernamentales de control sanitario de alimentos como de aquellos que establecen políticas. En menor medida, se incorporan a instituciones de investigación.

 

  • ¿Se destacan tendencias en materia de tecnologías de alimentos?

Los avances tecnológicos en alimentos se pueden encuadrar dentro de los aspectos fundamentales de innovación, sostenibilidad, información y seguridad alimentaria. Con respecto a la innovación, podemos mencionar el desarrollo de impresoras 3D para alimentos, los recubrimientos comestibles, los envases inteligentes y la cocina molecular, entre otros. 

La sostenibilidad del sector está abocada tanto al objetivo de “cero” desperdicios como medio para aumentar la rentabilidad, disminuir la generación de residuos y contribuir a paliar necesidades alimentarias de los sectores más vulnerables, como al desarrollo de tecnologías más “limpias” en el sector industrial. 

Dentro del aspecto de seguridad alimentaria podemos mencionar el desarrollo de códigos de barras comestibles para trazabilidad y envases inteligentes, entre otros. Finalmente, el consumidor actual es un consumidor 4.0 que exige conectividad  de toda la cadena de valor, lo que ha conducido a la aplicación de big data a la producción primaria y los avances en trazabilidad.

 

En Argentina, a partir de la crisis económica de los últimos años, la producción y calidad de los alimentos que se consumen en el país vienen cobrando protagonismo en la agenda mediática.

Al ser consultada sobre la problemática de salud pública en relación con este tema, la Dra. Grasso afirmó que “se debe a dos caras de la misma moneda: por un lado, las carencias nutricionales de los sectores social y económicamente más vulnerables y, por otro lado, al aumento de las enfermedades no transmisibles relacionadas a estilos de vida y hábitos alimentarios poco saludables”. 

En ese sentido, la directora de la Maestría también mencionó a las enfermedades transmitidas por alimentos (ETA´s) “como causa de impactos negativos sobre la salud de las personas, el bienestar familiar y la vida de las comunidades así como severos perjuicios económicos”.

 

  • A partir de este análisis, ¿qué aportes cree que pueden hacer quienes realizan la Maestría? 

Creemos que pueden contribuir fuertemente al desarrollo de soluciones integrales a estas problemáticas, fundamentalmente porque poseen una formación multidisciplinaria.

A su vez, pueden aportar desde la gestión y el desarrollo de políticas públicas que atiendan estas necesidades sociales específicas hasta la implementación de soluciones en productos, procesos, transporte y almacenamiento relacionadas a mejorar la calidad nutricional, física, química y microbiológica de los alimentos, atendiendo a la sostenibilidad y al cuidado del medioambiente.

 

Acerca de la Maestría

La Maestría en Ciencia y Tecnología de los Alimentos (MACyTA) fue aprobada por Resolución HCS Nº 146/09. Es una carrera de posgrado Categoría A  (CONEAU), Resolución Ministerial 4681/2017. Con modalidad presencial, se dicta viernes y sábados cada 15 días. Su cursado dura dos años.

 

MACyTA está destinada a Bioquímicos, Farmacéuticos, Licenciados en Química, Licenciados en Bioquímica Clínica, Licenciados en Química Farmacéutica, Ingenieros Agrónomos, Ingenieros en Alimentos (o similar), Ingenieros Químicos, Licenciados en Biotecnología (o similar), Ingenieros Agroindustriales, Licenciados en Bromatología, Licenciados en Ciencias Biológicas y Licenciados en Nutrición.
 
 

Más datos: clic aquí

 

Entrevista y redacción: Lic. Cristian W. Celis (OCI, FCQ, UNC).  Autorización de la publicación: Dra. Lilian Canavoso, directora de la Escuela de Posgrado (FCQ, UNC).

 

NOTICIAS RELACIONADAS